El 7 de mayo de 1965, en las primeras horas de la mañana en una habitación de hotel en Florida, Keith Richards registraba en un grabador portátil lo que se convertiría en el riff inicial de este clásico de los Rolling Stones(I can’t get no) Satisfaction”. El músico se volvió a dormir inmediatamente después, y ni siquiera recordó apagar el grabador. Según cuenta Richards, la cinta se había terminado cuando volvió a despertar. Ese mismo día, unas horas más tarde, Richards le llevó la grabación a Mick Jagger.
Tres días después, los Rolling Stones comenzaron la grabación de la canción en los estudios Chess, en Chicago. El 12 de mayo, luego de una sesión de 18 horas de grabación en RCA, en Los Ángeles, “Satisfaction” estaba terminada. Si bien la banda ya contaba con cierto éxito, fue esta canción que los catapultó al estrellato. 40 años después, la revista Rolling Stone ubicó a “Satisfaction” en el segundo puesto de las 500 mejores canciones de todos los tiempos.

10 cosas que aprendimos con Los Toreros Muertos en 30 años

10 Fueron los primeros en hablar de tetas, tal y como suena, sin tapujos y sin ser ofensivos con ellas, en especial, muy considerados con Pilar.

09 Nos enseñaron la importancia de no perder el DNI (documento nacional de identidad) sin importar tu nacionalidad.

08 Ser “un animal” no tenía nada de malo, ni siquiera por tener el pelo sucio de encima de la cabeza.

 07 La paternidad era una cosa seria, a pesar de que te confundieran con Javier, el verdadero padre del bastado.

 06 Cantaron una canción gay y nadie se dio cuenta. Manolito tenía otros amigos que preferían aislarse de la sociedad.

 05 Nos enseñaron la palabra “Váter”, una forma sofisticada y europea para llamar al cuarto de baño  (dónde también podrías dar el primer beso).

04 Nos enseñaron sobre cultura taurina a partir de algunos desaparecidos héroes de la tauromaquia y sus eparatosas y merecidas muertes.

03 Un día “hibrido de siempre” como el domingo, tampoco pasó desapercibido para estos genios de la pintura barroca franquista en un dinámico y colorido  cuadro familiar.

02 La lección de historia y democracia  de 1789 en el palacio residencial francés demostró que “hay que tirar la puerta” y hacer una revolución musical.

01 Nos enseñaron el ciclo del agua en una canción que hace un homenaje sincero al momento más íntimo después de una o 40 cervezas: la meada.