Childish Gambino abrió y cerró el verano de 2018 con dos producciones. En ambas retrata la cultura pop de nuestro tiempo, con un par de canciones contrapuestas y en su nuevo sencillo se nota un trabajo acercado al soul de los 70 y un video menos controversial que el anterior “This is America” con una fotografía de todos los personajes que encabezan las noticias de la música negra de este año.

Dirigido por Donald Glover, Ivan Dixon & Greg Sharp.
Con el diseño de los personajes de Justin Richburg.

La gente está furiosa con el atrevido video musical de Childish Gambino, pero varias preguntas quedan en el aire y la primera es ¿No es el cip otra forma de expresión artística? Los museos se llenan de “performances” audiovisuales donde el ciudadano moderno se cuestiona frente a cualquier realidad en experiencias brutales. Pero lo de Donald Glover en “This is America” ronda la brutalidad mediática de varias verdades que vivimos de manera poco consciente a medida que las pantallitas de nuestros teléfonos nos entretienen con muertos, porno, humor, política manipulada y esas demás delicias que inundan también las emisiones tóxicas de esas otras pantallas que asumen como “noticias” los recientes reportes de las cámaras de seguridad de las capitales y los convenientes comunicados de prensa, mientras que las verdaderas noticias se escurren por los medios alternativos y el “rating” se lo llevan los tradicionales de siempre de espaldas a lo verdaderamente noticioso.

Hace una semana que Donald Glover no navega Internet porque sabe que sobran análisis antropológicos, intelectuales y culturales a su pecado y dice ser realmente sensible ante los comentarios. A menos de una semana, su video [no necesariamente su canción] sobrepasa los 76 millones de visitas en YouTube y continuará creciendo mientras los extremos conservadores se echan bendiciones aduciendo que “eso no hay que verlo” pero insisto; este es el video más controversial de nuestro tiempo y hay que verlo con suficiente información en la cabeza para entender que no es un clip más para el entretenimiento y que lo que pretende es enviar un poderoso mensaje cargado de referencias ocultas en las que “This is America” cuestiona su enunciado y el racismo contemporáneo. El personaje principal es réplica del artista africano Fela Cuti y sus poses a ratos emulan pasos de danza Shoki y Gwara Gwara, un estilo propio de Sudáfrica, donde el Apartheid se hizo visible al mundo entero y asume la pose del clásico personaje utilizado para la ley “Jim Crow” que segregaba a los negros del sur de Estados Unidos. Todo esto, rodeado del morbo de la violencia desde el primer minuto con un disparo, cuando revela esa indiferencia nuestra hacia la proliferación de las armas.

image

Para que entendamos de una vez por todas:
– Que la violencia moderna se banaliza.
– Que hay un culto por las armas.
– Que hay una evidente supremacía blanca rondando la cultura.
– Que usted y yo vivimos en esa bodega del Ghetto.
– Que el video es una forma de arte contemporánea.
– Que si le incomoda, es porque algún de ahí mensaje es para usted.
– “This is America”.

La gente está furiosa con el atrevido video musical de Childish Gambino porque es más fácil motivar a que los demás no hagan nada artístico, que estimular la creatividad y hacer un esfuerzo por entender a la hora de retratar a la sociedad moderna en una imagen real de lo que somos.